La bienvenida

Esto de saltar a la palestra nunca ha sido lo mío: me va más el anonimato, la discreción y el pasar desapercibida. En este sentido la profesión de traductora me viene a las mil maravillas. Aunque, por otro lado, una se debe a los requerimientos de la época en la que le ha tocado vivir, y por eso, precisamente por eso estoy aquí.

Me ha costado mucho dar el paso de crear este blog (supongo que más o menos lo mismo que a cualquier hijo de la Madre Naturaleza, pero la empatía que mejor se comprende es la que deja de ser empatía para pasar a ser agonía).

Ha sido un proceso relativamente largo de concienciación, en el que he sopesado pros y contras, he recopilado mentalmente temas de los que podría tratar, he reflexionado hasta la saciedad sobre esta primera entrada, y ahora que la fruta está casi madura, me presento en sociedad.

En estas páginas hablaré de la gestión de proyectos, de la tarea del traductor y los traductores per se, comentaré abiertamente errores lingüísticos que me vaya encontrando en páginas web (con especial hincapié en aquellas que pertenecen a los autodenominados “líderes de la información en castellano….”) y demás temas que me interesan y creo que puedan interesar.

He de reconocer que soy excesivamente tiquismiquis, exigente y a veces hasta un poco intransigente (matizo: siempre hablando desde el punto de vista del, y con referencia al uso de la lengua). No obstante, tan exigente como soy con los demás, lo soy conmigo misma, así que si en alguna de esas entradas en las que percibiréis cómo se me hincha la carótida derecha por acción de un error garrafal inadmisible o la osadía en la que ha incurrido el primo que estuvo en
ImagenLondres y se atreve a inmiscuirse en un quehacer que no le corresponde (…), no os amedrentéis y puntualizad cualquier error de tipo de ortográfico, lingüístico (o.ä.) que yo, como ser humano defectuoso, pudiese cometer.

Sin más, y ahora que empiezo a sentirme como pez en el agua, sólo me queda decir que espero que todo esto se convierta en una bonita historia, con un buen desarrollo y sin final. Un saludo y ¡hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s